Drenaje Biliar Externo (DBE)

La vía biliar es un conjunto de ductos intra y extrahepáticos por los que discurre la bilis producida en el higado hasta desembocar por una papila en el inicio del intestino.

Cada porción hepática tiene su conducto biliar (derecho e izquierdo); ambos se funden en un conducto hepático común, que se une al conducto cístico (procedente de la vesícula biliar) para formar el conducto colédoco, encargado de llevar la bilis hasta la porción descendente del duodeno.

Si la bilis no tiene un pasaje adecuado hacia el intestino, ésta se acumula en los conductos biliares intrahepáticos.


Una vez que la bilis está en el torrente sanguíneo, se transporta alrededor de diversos órganos del cuerpo. La bilirrubina contenida en la bilis tiene un color amarillo, lo que lleva la piel de la persona, la esclera de los ojos y las membranas mucosas a ponerse amarillas también.

La piel amarilla y los ojos son el síntoma más evidente de la ictericia obstructiva. Otros síntomas incluyen orina oscura, dolor en el abdomen y heces de color claro. A medida la obstrucción se hace más severa, puede haber fiebre, dolor abdominal severo o hinchazón y náuseas.

Es el primer paso de todo Drenaje Biliar, con la finalidad de tener una clara visión de la anatomía del árbol biliar, se ingresa a un conducto de la vía biliar con una aguja muy delgada.

A través de la aguja se inyecta sustancia de contraste, lo que permitirá evaluar la vía biliar en su totalidad, identificando el tipo, nivel y causa de obstrucción que se presenta.

 

 

Es un procedimiento muy útil para el tratamiento de aquellas obstrucciones que impiden el pasaje del flujo normal de la bilis hacia el duodeno.

 

Una vez identificado el problema, se procederá a patentizar la vía biliar obstruida con un catéter para así recuperar la funcionabilidad de los conductos que transportan la bilis y permitir un adecuado flujo de esta.

El catéter de Drenaje tiene orificios en su porción distal que está ubicado en la vía biliar que permite el paso de la bilis a través de ella. El catéter se conecta a una bolsa de Drenaje.

Se recomienda un periodo de drenaje externo previo a cualquier procedimiento percutáneo que se vaya a realizar en la vía biliar (Colangioplastía Percutánea, Colocación de Endoprótesis/ Stent Biliar, etc.).

 

Consiste en la colocación percutánea de un catéter en la vía biliar, eliminándose la bilis hacia una bolsa colectora externa, resolviendo de esta manera la ictericia y el cuadro infeccioso en estos pacientes.


Si la obstrucción es por colangitis, ictericia obstructiva por lesiones benignas (cálculos biliares) o malignas (tumores como colangiocarcinoma, tumor de klatskin), así como estenosis de anastomosis bilioentérica.


Es ideal en los pacientes con obstrucción benigna o maligna de las vías biliares, en los que no se les puede ofrecer una alternativa quirúrgica.


Si se logra pasar la obstrucción y llegar hacia el duodeno, se coloca un catéter especial con dos áreas de orificios (unos en la vía biliar, y los otros en el intestino) para que pase la bilis de la vía biliar al intestino, y no hacer uso de la bolsa de drenaje.De esta forma se resuelve el problema obstructivo y se deja que la bilis actúe en su función digestiva, evitando los problemas de deshidratación por la pérdida de electrolitos.

Muchas veces es necesario que quede conectado el catéter a la bolsa de drenaje, por lo que parte de la bilis sale al exterior, y parte vá hacia el intestino, cumpliendo su función.

  

Información Adicional

- Estar en Ayunas, mínimo 6 horas antes del procedimiento
- Continuar con su medicación habitual, incluso el día del procedimiento.
**Si estuviera en tratamiento con Anticoagulantes: Suspenderlos 05 días antes del procedimiento.
- Acudir 30 minutos antes de la cita programada, acompañado de un Familiar y /o Responsable.
- Llevar los Estudios de Imágenes con los que fue evaluado (Tomografía, Resonancia, Ecografía, etc.)
- En caso el/los día(s) previo(s) presente malestar general, problemas respiratorios gástricos o urinarios, como signos de infección o descompensación, favor comunicarse a la Institución, para ser evaluada o postergar el procedimiento.

En los procedimientos mínimamente invasivas de Radiología Intervencionista, se cuenta con un un médico anestesiólogo en el equipo médico, quien brinda una Sedación consciente monitorizada. Esta se administra mediante una vía endovenosa periférica, donde el paciente estará adecuadamente monitorizado en sus funciones vitales y sedado de manera suficiente que no sienta ningún tipo de dolor ni molestia durante el procedimiento.

Asimismo, el médico radiólogo intervencionista aplica anestesia local con una aguja muy pequeña en la zona donde se realizará la punción.

La gran diferencia con cualquier cirugía convencional, es que no usamos Anestesia General, evitando así los grandes riesgos que ésta puede conllevar.

- Una vez terminado el procedimiento, se colocará un parche en la zona tratada.
- Luego pasará a una sala de reposo donde permanecerá aprox 2 horas.
- Debido a la Anestesia, recién podrá ingerir dieta blanda 3 horas después del procedimiento, y dieta completa a partir del día siguiente.
- Dependiendo del procedimiento, se requiere hospitalización solo por la primera noche, para observación.
- Al día siguiente debe reiniciar la medicación que consumía de manera regular y agregar la medicación que se indicara.
- Debe beber mucho líquido para que la sustancia de contraste sea eliminada más fácilmente.

Contamos con una sala de Hemodinámica para procedimientos No Vasculares, donde se realizan los procedimientos de Radiología Intervencionista principalmente del tracto digestivo, biliar y urinario.

Utilizamos la técnica de Seldinger, donde ingresamos con una aguja al conducto o cavidad, y a través de ella, introducimos una guía  (alambrito fino metálico con punta blanda) a la profundidad del mismo, luego retiramos la aguja y podemos ingresar cualquier tipo de catéter (pequeño tubo con diferentes curvas dependiendo del conducto que se quiera abordar) por la guía para navegar hasta el sitio indicado.

Desde el catéter se inyecta la sustancia de contraste (actúa como un colorante que pinta el conducto cavidad) que permite visualizarlo mediante la Fluoroscopía (que son las imágenes de rayos X en tiempo real)

En cada Sala de Intervención contamos con un equipo de Rayos X especial llamado Angiógrafo que cuenta con importantes propiedades:

1) Sustracción Digital, lo cual nos permite:
- Tomar varias placas o imágenes por segundo,
- Retirar o sustraer las estructuras óseas para poder ver más claramente el conducto o cavidad a estudiar.
- Realizar mapas, que nos indica el camino por el cual debemos navegar con el catéter.
- Utilizar diversas modalidades para obtener la mayor información de cada lesión.

2) Arco en C
- Gira alrededor del paciente, evitando que se lo tenga que estar movilizando.
- Permite cualquier angulación para estudiar cualquier tipo de lesión.

3) Mesa
Permite, en combinación con el Arco en C, moverla en todas las direcciones.

Asimismo, el acceso suele realizarse con Ecografía para visualizar el trayecto de entrada, y agregando el Doppler para evitar estructuras vasculares, de tal forma que el abordaje sea muy preciso.

CONTÁCTANOS

Horario de Atención: L-V: 9am a 6pm | S: 9am a 12:30pm

Dirección: Av. Jorge Basadre 223, San Isidro (Esq. c/Javier Prado)

Telf. 221 6161 | 986 759 055

Email: consultas@brazzini.com.pe

Separe su Cita