Láser Endoluminal para Várices

Son venas que se han dilatado, engrosándose y alargándose, formando cordones claramente visibles justo por debajo de la superficie de la piel. En algunas personas, pueden causar dolor,  produciendo una sensación de pesadez y de piernas que se cansan fácilmente, síntomas van empeorando durante el día.

Por lo general se manifiestan en las piernas causando Insuficiencia Venosa.

Tratamos pacientes con diagnóstico de insuficiencia de la vena safena mayor comprobada por eco doppler color.

Normalmente la sangre fluye por las venas de los miembros inferiores hacia un solo sentido: de forma ascendente, hasta llegar al corazón. Estas venas tienen unas válvulas que impiden el reflujo de la sangre del cuerpo o la pelvis hacia los miembros inferiores.

Cuando estas válvulas se debilitan, distorsionan o por una vena grande no contactan entre si, la sangre retorna hacia los miembros inferiores, formándose las várices.

Este efecto se ve especialmente en la vena safena mayor, que se proyecta en el muslo y cuyas válvulas se afectan, produciendo el reflujo venoso hacia la parte distal de los miembros inferiores.

 

 

 

 

La enfermedad crónica venosa de las piernas es una de las condiciones más comunes que afectan a personas de todas las razas. 25% de mujeres y 15% de varones en la población general padecen de insuficiencia del sistema venoso superficial en MMII.
Los factores mas predisponentes son:
- Historia familiar
- Edad avanzada
- Sexo femenino
- Sedentarismo
- Obesidad
- Embarazo
- Trombosis venosa
- Trauma vascular previo

Si bien con el examen clínico, uno puede llegar al diagnóstico de várices, es con la Ecografía Doppler Color, evaluando:
- La anatomía venosa.
- La función valvular.
- Patenticidad del sistema venoso superficial y profundo.
- Los cambios de flujo venoso.

Todo esto precisará el diagnóstico de Insuficiencia Venosa y nos dará la información suficiente si el paciente es un candidato para un tratamiento de Ablación endoluminal con Láser para Varices.

Para poder ser candidato al tratamiento de debe corroborar la Insuficiencia de la Vena Safena Mayor con un estudio de Ecografía Doppler Venoso de Miembros Inferiores

La insuficiencia Venosa crónica del sistema venoso profundo cursa insuficiencia superficial, que es la que se visualiza a simple vista.

Los pacientes con varices periféricas, frecuentemente cursan con Insuficiencia de la Vena safena Mayor (que es la de mayor tamaño del sistema superficial). El reflujo de ésta vena está asociado con grandes varices superficiales.

  1. Ablación Venosa
  2. Tratamiento Quirúrgico
  3. Flebectomía Ambulatoria
  4. Escleroterapia
  5. Escleroterapia guiada con Ultrasonido
  6. Cambios de hábito de vida
  7. Reparación Endoscópica

Cuando se detecta insuficiencia a nivel de la unión safeno-femoral el tratamiento inicial debe ir enfocado a eliminar el reflujo mediante ablación de los segmentos incompetentes.
El enfoque tradicional para tratar la incompetencia de la unión safeno- femoral con reflujo ha sido la ligadura quirúrgica y resección.
Los inconvenientes de la cirugía han sido riesgos relacionados a anestesia general, parestesias, sangrado, infecciones, cicatrices, estadía hospitalaria, y prolongada recuperación.
En años recientes se han explorado alternativas menos invasivas para tratamiento de esta patología siendo la más reciente y efectiva el tratamiento láser endovenoso.  

Bajo guía ecográfica se accede a la región más distal posible de la vena safena mayor mediante una pequeña y delgada aguja.

A través de ella, guiándonos de guía fluoroscópica, se introduce un pequeño tubito o catéter que llegará hasta una región más proximal de la vena safena mayor, llevándola hasta la ingle. Por el catéter se introduce una fibra óptica para aplicar energía lláser que llegará hasta el nacimiento de la vena safena mayor, donde se produce el reflujo.

Bajo guía ecográfica se coloca una considerable cantidad de anestesia local alrededor de la vena safena mayor a nivel del muslo para colapsar la vena y reducir las molestias en el proceso de calentamiento con la energía láser.

Se aplica energía láser directamente en la luz de la vena, la cual la calentará y producirá daño directo del endotelio y pared venosa, cerrando la vena con la consecuente fibrosis.

Luego se realiza una Mini-Flebectomía, donde son removidas las pequeñas venas varicosas a través de finas incisiones.

Finalmente se coloca un vendaje compresivo el cual permanecerá por una semana, mientras la circulación venosa de la pierna se redistribuirá al sistema venoso profundo por donde será drenada.

- Es actualmente considerado el mejor procedimiento y el más novedoso.
- Es mínimamente invasivo y se realiza ambulatoriamente.
- No hay cortes, por lo tanto no hay cicatrices.
- El procedimiento toma aproximadamente 1 hora por pierna.
- Una vez cerrada la vena principal del sistema venoso superficial, la sangre fluirá hacia las venas sanas.
- Los síntomas mejoran de inmediato.
- Retorno rápido a la actividad laboral con poco o ningún dolor
- Comparado con la cirugía, esta tiene alta eficiencia y menor recurrencia.

Estos cambios pueden prevenir a la formación de venas varicosas:
- Cruzar las piernas a nivel de los tobillos en vez de hacerlo a nivel de las rodillas cuando uno está sentado.
- Evitar inclinarse mucho, pues esto limita el uso de los músculos de la pierna que bombean la sangre de retorno.
- Evitar la ropa apretada pues limita el flujo de sangre de los miembros inferiores hacia arriba.
- Evitar permanecer sentado o de pie por mucho tiempo seguido.
- Tomar pequeños periodos de descanso para elevar las piernas o caminar, ayudando así que la sangre circule y evitar la mala función de las válvulas venosas.
- Combatir el estreñimiento y alimentarse sanamente.

Información Adicional

- Estar en Ayunas, mínimo 6 horas antes del procedimiento
- Continuar con su medicación habitual, incluso el día del procedimiento.
**Si estuviera en tratamiento con Anticoagulantes: Suspenderlos 05 días antes del procedimiento.
- Acudir 30 minutos antes de la cita programada, acompañado de un Familiar y /o Responsable.
- Llevar los Estudios de Imágenes con los que fue evaluado (Tomografía, Resonancia, Ecografía, etc.)
- En caso el/los día(s) previo(s) presente malestar general, problemas respiratorios gástricos o urinarios, como signos de infección o descompensación, favor comunicarse a la Institución, para ser evaluada o postergar el procedimiento.

En los procedimientos mínimamente invasivas de Radiología Intervencionista, se cuenta con un un médico anestesiólogo en el equipo médico, quien brinda una Sedación consciente monitorizada. Esta se administra mediante una vía endovenosa periférica, donde el paciente estará adecuadamente monitorizado en sus funciones vitales y sedado de manera suficiente que no sienta ningún tipo de dolor ni molestia durante el procedimiento.

Asimismo, el médico radiólogo intervencionista aplica anestesia local con una aguja muy pequeña en la zona donde se realizará la punción.

La gran diferencia con cualquier cirugía convencional, es que no usamos Anestesia General, evitando así los grandes riesgos que ésta puede conllevar.

- Una vez terminado el procedimiento, se realiza una compresión moderada durante 10 a 15 minutos en la zona de punción (generalmente la arteria femoral derecha) a nivel de la ingle, y se le coloca un parche compresivo, debiendo mantener la pierna estirada por un mínimo de 6 horas, para evitar el sangrado y posteriores hematomas,
- Luego pasará a una sala de reposo donde permanecerá aprox 2 horas.
- Debido a la Anestesia, recién podrá ingerir dieta blanda 3 horas después del procedimiento, y dieta completa a partir del día siguiente.
- Dependiendo del procedimiento, se requiere hospitalización solo por la primera noche, para observación.
- Al día siguiente debe reiniciar la medicación que consumía de manera regular y agregar la medicación que se indicara.
- Debe beber mucho líquido para que la sustancia de contraste sea eliminada más fácilmente.

Contamos con una sala de Hemodinámica exclusivamente para procedimientos Vasculares, donde se realizan los procedimientos de Radiología Intervencionista con los más altos estándares de asepsia y con una significativa variedad de materiales para realizar exitosamente complejos procedimientos vasculares.

Utilizamos la técnica de Seldinger, donde ingresamos con una aguja al vaso sanguíneo, y a través de ella, introducimos una guía  (alambrito fino metálico con punta blanda) a la profundidad del vaso, luego retiramos la aguja y podemos ingresar cualquier tipo de catéter (pequeño tubo con diferentes curvas dependiendo del vaso que se quiera abordar) por la guía para navegar por cualquier vaso sanguíneo.

Desde el catéter se inyecta la sustancia de contraste (actúa como un colorante que pinta los vasos sanguíneos) que permite visualizarlos mediante la Fluoroscopía (que son las imágenes de rayos X en tiempo real).

En cada Sala de Intervención contamos con un equipo de Rayos X especial llamado Angiógrafo que cuenta con importantes propiedades:

1) Sustracción Digital, lo cual nos permite:
- Tomar varias placas o imágenes por segundo,
- Retirar o sustraer las estructuras óseas para poder ver más claramente los vasos sanguíneos,
- Realizar mapas vasculares, que nos indica el camino por el cual debemos navegar con el catéter.
- Utilizar diversas modalidades para obtener la mayor información de cada lesión vascular.

2) Arco en C
- Gira alrededor del paciente, evitando que se lo tenga que estar movilizando.
- Permite cualquier angulación para estudiar cualquier tipo de lesión.

3) Mesa
Permite, en combinación con el Arco en C, moverla en todas las direcciones.

Asimismo, el acceso vascular suele realizarse con Ecografía Doppler, siendo muy preciso el acceso al vaso sanguíneo.

"Ahora ya no siento dolor, y puedo ponerme los vestidos que tanto deseaba."

NormaM.R

Várices / Insuficiencia Venosa

Láser Endoluminal para Várices

Láser Endoluminal para Várices

"Ya no sufro de dolores, calambres, ni vergüenza estética."

FabrizioS

Várices / Insuficiencia Venosa

Láser Endoluminal para Várices

Láser Endoluminal para Várices

CONTÁCTANOS

Horario de Atención: L-V: 9am a 6pm | S: 9am a 12:30pm

Dirección: Av. Jorge Basadre 223, San Isidro (Esq. c/Javier Prado)

Telf. 221 6161 | 986 759 055

Email: consultas@brazzini.com.pe

Separe su Cita